La alienación religiosa o quién es el culpable

11 abril, 2011 § Deja un comentario


El filósofo alemán Karl Marx fue un lector voraz y un gran conocedor de su tiempo. Es conocido que Marx, además de estudiar derecho y filosofía, se interesó por la economía y la historia. En sus lecturas se topó con otro filósofo, que si no hubiera sido por la crítica y elaboración de Marx, no hubiera trascendido, Ludwig Feuerbach.

Feuerbach, que además de ser filósofo, se interesó por  antropología de la religión, consideró que la base de la religión es la alienación. ¿Qué es esto? Alienarse es evadirse, desposeer al hombre de algunas de sus cualidades y atribuírselas a otro, que manda y decide sobre el destino de aquél.

Para Feuerbach, Dios era la creación del hombre, creación que le sometía y le impedía auto-realizarse. Y posiblemente tuviera razón.

Marx, que fue más economista que filósofo o antropólogo, pensó de manera distinta la alienación. Para él, la principal causa de la alienación del hombre era la económica: el hombre concreto, el proletario, deja de ser tal para convertirse en una mera mercancía que puede ser sustituida, usada y manipulada. Y vendida.

Marx también criticó duramente la religión con la famosa frase, la religión es “el opio del pueblo”. Y hay que concederle razón. La religión era la evasión, como ahora lo es la televisión, internet, la educación recibida… cuando nos impide actuar y transformar las injusticias de la sociedad. La eterna justificación para no actuar.

Un ejemplo práctico de lo que Marx intentó mostrar es la entrevista al “héroe” de Watchmen (Los vigilantes)Rorschach. Rorschach, que es un sobrenombre con el que actúa impartiendo “justicia” el perturbado Walter Kóvacs, personaje de ficción de la película Watchmen, desea acabar con la depravación e injusticias de la sociedad que le ha tocado vivir. Fijaos en el diálogo final (después del asesinato que es un poco desagradable).

Rorschach está cansado (y también está loco, pero hay que concederle razón en lo que dice) de que la gente busque excusas en Dios, tal y como criticaba Marx. Si hay injusticias, el culpable no es Dios (él reconoce así su horrendo crimen). Si el hombre sufre, es el hombre el culpable de permitirlo.

¿Os parece que la crítica de Marx sigue siendo válida?

About these ads

Etiquetado:, , , , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La alienación religiosa o quién es el culpable en El pensamiento de Fry.

Meta

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 592 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: