El destino o el fin último

El destino o el fin último


Hemos visto ya en clase el Ética de Aristóteles y su propuesto ha suscitado algunos interrogantes. Uno de ellos, es un problema muy antiguo: ¿Existe el destino? ¿Soy lo que soy porque ya estoy pre-determinado o porque yo lo voy eligiendo poco a poco hasta llegar al fin último?

Según Aristóteles, la naturaleza humana es teleológica, esto es, que está orientada hacia un fin y ese fin último es la felicidad. Pero ¿y mi vida también?

Una cosa es segura, Aristóteles no creía en el destino entendido porque la vida que los dioses o los astros nos deparan. Esta no es la definción de destino que aquí se trabaja. ¿Nunca os ha pasado algo sumamente extraño o curioso y habéis afirmado: “esto es cosa del destino”?

Esta es la sensación que describe el protagonista de la genial película El curioso caso de Benjamin Button, que desde aquí os recomiendo ver. ¿Es nuestra vida fruto del caos o de un destino que se nos escapa?

Yo creo que Aristóteles afirmaría que el destino no existe, que debemos descubrir poco a poco gracias a la prudencia (esa virtud dianoética tan importante) nuestra naturaleza y así saber a lo que estamos llamados. Algo así como descubrir nuestra vocación. ¿Porqué estudio Ciencias o no Letras? ¿Porque yo lo elijo o porque descubro que es lo que quería hacer?

De nuevo Matrix con Neo y Morfeo para ayudarnos a reflexionar.

Anuncios

2 comentarios en “El destino o el fin último

  1. El destino es una realidad compleja, ya que se puede afirmar que no existe apelando que cada uno decidimos lo que hacer en cada momento. Pero en el fondo también podemos estar destinados a pensar en un momento qué hacer y destinados también a decidir la opción “a” en vez de la opción “b” aunque creamos que somos libres de elegir cualquiera de las dos. Es algo demasiado relativo como para poder probar que existe o que no y sinceramente no es algo en lo que la gran mayoría crea o quiera creer, ya que preferimos ser dueños de nuestro futuro(tal y como dice Neo).

    1. Hola Fernando, a lo mejor no tenemos las herramientas necesarias para distinguir entre destino y vocación (o libertad), pero creo que sí existe una actitud ante ello: la idea de vocación es muy interesante porque aúna la libertad de elección del individuo con conocer lo que somos y nuestro ser.. alguien que crea en el destino se deja llevar por los acontecimientos y no busca razones..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s