El sentido de la vida o cuando Woody Allen se hizo cristiano

El sentido de la vida o cuando Woody Allen se hizo cristiano


Nietzsche, en su feroz crítica a la filosofía occidental, descartó como falsos a los que él denominó “dispensandores de sentido“, esto es, Dios, la Razón, el Progreso, el Bien… Son, para Nietzsche, inventos del lenguaje, mera metáforas que el ser humano ha convertido en verdades absolutas.

El filósofo de Röcken acabó con ellas con la famosísima “muerte de Dios”.

¿Qué nos queda? Perspectivismo y jovialidad: todas las interpretaciones, posiciones, valores, son igualmente válidos y con eso (y sólo con eso) nos debemos de conformar para vivir y disfrutar la vida.

Otros, como Mickey, el protagonista de la desternillante Hannah y sus hermanas, interpretado por Woody Allen, buscan el  sentido de la vida ante la visión incrédula de sus padres judíos en el cristianismo criticado por Nietzsche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s