La belleza o por qué no entiendo este cuadro

La belleza o por qué no entiendo este cuadro


El famoso escritor y crítico de arte John Ruskin exclamó airado ante un cuadro de James McNeill Whistler: ” Ya he visto y oído antes una considerable insolencia cockney; pero nunca pensé que escucharía a un gallito petulante pedir doscientas guineas por echarle a la gente un tarro de pintura en plena cara”. Dura, muy dura crítica la de Ruskin.

El cuadro en cuestión se llamaba, como espetó Ruskin, Nocturno en negro y oro.

Seguramente todos conocéis esta sensación, ese sentimiento de incomodidad y rabia, y habréis expresado furibundos la eterna pregunta: “pero, ¿esto es arte?“.

Fueron Platón y Aristóteles, siempre ellos como habréis podido comprobar, los primeros que se preguntaron por la belleza, por el arte. Para Platón, dentro de su teoría del conocimiento (conocida como reminiscencia), la belleza o el arte era reflejo de las ideas; para Aristóteles, por el contrario, aunque consideraba también el arte como imitación de la naturaleza, pensaba que éste completaba y perfeccionaba la naturaleza que siempre se nos presenta imperfecta.

Estas dos teorías son bastante accesibles y comprensibles para el gran público; observamos un retrato o una escultura clásica, nos asombramos de la capacidad del artista para imitar (y mejorar la realidad). Pero qué ocurre, por ejemplo, con obras de arte moderno como la de Marcel Duchamp titulada La Fuente (que realmente es un urinario) o Piss Christ (que no es sino una fotografía de un crucifijo de plástico sumergido en un tarro de pis) del fotógrafo Andres Serrano.

Woody Allen nos deja una interesante y profunda reflexión sobre el arte como elemento que redime lo humano,  y lo más humano  es el amor, ese sentimiento tan importante.

La escena sucede casi al final de Annie Hall, donde el protagonista Alvy, interpretado por el mismo Allen, decepcionado por su ruptura amorosa con Annie, escribe una pieza teatral donde el final, claro está, es perfecto.

Anuncios

Un comentario en “La belleza o por qué no entiendo este cuadro

  1. Cuando los recogimientos pierden importancia, se hacen aparecer los escándalos, ahí se encontraba el Arte esperándonos mientras llegábamos, hasta que se aburrió y se fue

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s