Por qué estudiando filosofía dejé de ver Telecinco

Por qué estudiando filosofía dejé de ver Telecinco


El estudio de la filosofía es una actividades más genuinas e intrínsecas del hombre. Cuando el hombre estudia filosofía, se estudia a sí mismo y pone en peso su vida: se obliga a sí mismo a decidir qué hacer con eso que se le presenta, su historia.

Pero la filosofía, como el término griego pharmakon – que significaba a la vez “veneno” y “remedio”-, debería de tener dos acepciones y un punto medio.

Una de las nocivas consecuencias de la filosofía la vemos cada día en los programas de Telencinco. Otras, más divertidas y menos nocivas son éstas que nos deja el gran Woody Allen, la típica conversación cotidiana entre dos filósofos. Si alguien entiende algo que por favor me lo explique.

Si os va mal en la filosofía, siempre nos quedará la posibilidad de formar un grupo:

Anuncios

2 comentarios en “Por qué estudiando filosofía dejé de ver Telecinco

  1. Este post lo asocio mucho al libro de Oliver Cromwell, sobre todo en lo que usted dijo de vivir igual que la dictadura, debido al “engaño” de Salvame, el fútbol…que desvia nuestra atención de problemas tan importantes como la pobreza, la crisis…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s