Una simple certeza cartesiana contra memoria

Una simple certeza cartesiana contra memoria


El filósofo René Descartes ha pasado a la historia de la filosofía por la intuición de una simple idea, la idea de una certeza absoluta, de la que no cupiera duda alguna. Esa idea fue la expresada con la conocidísima frase:

cogito ergo sum

Para Descartes, ésta es la única y auténtica verdad que resiste a toda duda. Y ya sabemos que una idea, por única y pequeña que sea, puede ser muy corrosiva.

¿Que es, pues, lo real? ¿Cómo podemos estar seguros de que no estamos soñando como en la película  Origen (Inception)?

El cineasta Christopher Nolan, cartesiano convencido sin saberlo, pensó que la única idea resistente a toda duda no era este pensar, sino la memoria, que es cambiante y maleable. ¿Quién no ha modificado nunca los recuerdos de los demás a través de una mentirijilla o ha contado muchas veces una misma historia tergiversándola de tal manera que se la ha creído?

Esto es Memento -expresión latina “memento mori” que significa “recuerda que eres mortal”- y que nos da una lección magistral de que una simple idea es capaz de modificar toda la mente humana.

Anuncios

3 comentarios en “Una simple certeza cartesiana contra memoria

  1. El otro día Javier, lavandome los dientes, pensé en descartes jaja y eso es porque al mirarme al espejo, movía el cepillo fijando en el espejo, y no era capaz de llevarlo para atrás fijando en el espejo, lo movía y sol era capaz de hacerlo hacia la derecha jaja, es una tontería pero es cierto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s