El principio de razón suficiente o por qué todo tiene una causa

El principio de razón suficiente o por qué todo tiene una causa


Leibniz fue un gran filósofo racionalista de origen alemán representante que sostuvo, para asombro de su generación y de muchas que vinieron después, que todo lo que nos ocurre tiene una razón y que incluso los males de este mundo ocurren para un bien ulterior.

A esto Leibniz lo llamó armonía preestablecida, pero no debe ser intepretado, como muchos han hecho, como la afirmación por parte de Leibniz de la existencia de un destino.

Para ello es necesario comprender cómo entendió Leibniz el mundo y sus habitantes: todo, todo se compone de mónadas, que dicho en términos más asequibles, son partículas elementales e indivisibles que componen el mundo, son cerradas (como una casa sin ventanas) y que vagan por el mundo chocándose unas con otras, sin saber a dónde van, pero aparentemente con una idea de su meta.

Bueno, esto es lo mismo que decir que  las mónadas somos NOSOTROS.

Woody Allen, que si no estudió Filosofía en la Facultad, seguro que lo hizo en su casa, recoge esta propuesta filosófica y nos plantea en la película Match Point el eterno dilema: ¿controlamos nuestras vidas o somos simplemente marionetas de las casualidades?

Leibniz afirmaba que somos libres, pero la persona libre sabe lo que motiva su acción, su vida:  el ignorante es quien desconoce el porqué de su vida, pues desconoce las causas de su acción; y actúa y elige sin saber las razones. Leibniz sostenía que el hombre debe indagar lo que denominó el principio de razón suficiente.

Yo creo que la mejor representación de Spinoza la hace Merovingio en mi amada Matrix.

Porque todo lo que nos ocurre, dice Lebiniz, incluso las desgracias, tienen una razón de ser; la cosa es averiguar su causa.

¿Qué pensáis vosotros si es que pensáis?

Anuncios

6 comentarios en “El principio de razón suficiente o por qué todo tiene una causa

  1. Javier, repasando hoy Descartes, me he dado cuenta de que la duda Cartesiana no es fácilmente superada, pues pocas cosas hay que se puedan demostrar, por ejemplo, todos los sentimientos, con lo cual toda la teoría de hume, qu, no obstante, me parece correcta, no creo que supere mucho a la de Descartes, pues todas las ideas e impresiones, protagonistas de su teoría, nonpueden demostrarse como tales, prueba de ella es que las ideas incluso pueden ser falsas, con lo cual, por que no admitir que alguien miente afirmando la existencia de determinada idea? Todas las ideas e impresiones, al ser sometidas a la duda cartesiana, son difícilmente demostrables

    1. Siento la tardanza de mi contestación.
      Efectivamente la duda cartesiana ha traído cola y Hume (o como veremos en Kant) el problema está en analizar cómo conocemos.. Kant dará en la clave: no todo nuestro conocimiento procede de la experiencia como afirmaba Hume, sino que hay en nuestra mente estructuras -que son innatas- que nos permiten conocer.
      Los que se dejaron seducir por Descartes, fundaron la corriente filosófica solipsista -lo único auténticamente real es mi conciencia-; un autor de esta corriente sería Berkeley -que nosotros no hemos visto en clase-.
      Pero yo creo que sí se puede tener certeza de nuestras ideas si buscamos el origen de nuestras impresiones. ¿No te parece?

      1. Si si, por supuesto, esta claro que se puede tener certeza a partir de las ideas, únicamente comentaba que hombre superarn a Descartes bueno…pero esta claro que a partir de impresiones deduciremos mil ideas que serán ciertas casi en un 100 por 100

  2. Yo es que viendo una y otra vez la teoría expuesta por Leibniz, sigo sacando una conclusión. Todo tiene una causa, entonces incluso el mal tiene una causa, que en el caso del ser humano es lógicamente debido a que somos libres, una libertad otorgada por Dios no?
    Vale, hasta ahí ningún problema, pero el problema viene cuando dice que las cosas no pasan por azar, con lo cual que sentido tiene hablar de contingencia? Pues si no pasa por azar, es que nosotros existimos y SOLO EXISTE LA POSIBILIDAD DE QUE EXISTAMOS, NO PODRIAMOS NO EXISTIR, concepción que yo creo que hoy no tenemos nadie, pues existimos pero podriamos no existir no? Una de las diferencia de hecho entre Dios y nosotros! Y otra cosa, si nada pasa por azar, somos libres? Y mas importante aun, si nada pasa por azar, que pasa con el mal? Este no pasa por azar, sino porque así ha sido creado directamente por Dios, no?

    1. El que todo tenga una causa implica que nada sucede por azar y que de todo se puede sacar un bien, un provecho.. Sí, esto que puede asombrar a muchos es lo que afirmaba Leibniz. El mal existe, diría Leibniz, para nuestro bien, para madurar, para hacernos crecer.
      Sí, nuestra existencia sigue siendo contingente, lo único que infiere Leibniz, es que para todo hay una razón o explicación. Para todo. Eso no implica que seamos seres necesarios como Dios, pues Dios tiene la causa o su razón de ser en él mismo, no como nosotros. Tú no has elegido existir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s