El error de Platón o por qué es necesaria la democracia

El error de Platón o por qué es necesaria la democracia


Es conocido por el gran público la crítica extrema que realizó el filósofo griego Platón contra la democracia; crítica, todo sea dicho, que, aunque no tiene como  punto de partida la muerte de su mentor Sócrates por el demos ateniense, si fue determinante para inclinar la balanza.

Platón defendió en sus años como filósofo una aristocracia -gobiernos de unos pocos y selectos- que sería conducida por los más sabios, a los que él denominó reyes-filósofos. Esto fue el sueño de Platón, que nunca se cumplió.

En los años 60 Leon Festiger formuló lo que se conoce como la teoría de la disonancia cognitiva, la cual afirma que tendemos a producir relaciones consonantes con nuestras creencias y a evitar la disonancia. Pondré un ejemplo que fue objeto de estudio y que clarificara este concepto enormemente.

Está demostrada por múltiples estudios la relación entre la probabilidad de padecer un cáncer de pulmón y el hecho de fumar. La mayoría de los fumadores conocen este dato. La manera más sencilla de reducir esa disonancia (que nos produce malestar  psicológico) sería dejar de fumar. Las personas que no quieren dejar de fumar tienen pues un problema. ¿Qué sucede entonces? Que esas personas tienden a minimizar el riesgo entre fumar y tener un cáncer incluso llegan a afirmar que esa relación no está comprobada. Otro método es justificar su conducta con frases del tipo: de algo hay que morirse. ¿Os suena esa manera de autoconvenceros de algo?

Los estudios posteriores vieron que esta tendencia a evitar la disonancia se ve favorecida por los siguientes aspectos -cuidado, porque algunos contradicen lo que el sentido común diría que es lo más lógico-:

– Compromiso. Cuando te sientes comprometido con algo -pensemos por ejemplo en las ideologías políticas-, tiendes a eliminar cualquier elemento que produzca disonancia. Éste sería uno de los factores que explica que los votantes fieles a un partido político le sigan votando aunque éste no haya cumplido sus expectativas,  usando todo tipo de justificaciones.

– Volición. Para que se experimente disonancia has de tener la sensación de que la decisión que tomas depende totalmente de tu voluntad -en el ejemplo citado, la libertad de elegir a quien votas-. Cuando las cosas dependen de nuestra voluntad la disonancia se manifiesta de manera más fuerte ya que no podemos justificar haber tomado esa decisión por sentirnos obligados. Contra- Ejemplo: eso va en contra de mi manera de pensar pero si no lo hacía mi jefe me despedía. En este caso no tengo que sentirme disonante pues me he sentido obligado a hacerlo.

Recompensa. En contra de lo que pudiera parecer cuanto menor es la recompensa obtenida por una conducta mayor es la necesidad de eliminar la disonancia. En los ejemplos citados sería algo así como decir: hago esto que va en contra de lo que yo pienso y creo porque me pagan muy bien por hacerlo. La recompensa justifica la disonancia, es una especie de: No tengo más remedio. Si no existe recompensa, tendré que “tragarme la disonancia” o eliminarla de otra manera.

Todos estos mecanismos psicológicos nos llevan a ser personas altamente influenciables por el llamado pensamiento único. Si constantemente nos vemos bombardeados por ideas y creencias que parecen sólidas, podemos llegar a tomarlas como ciertas. Ese bombardeo empieza desde nuestra tierna infancia (muchas veces realizado por personas en las que confiamos totalmente) . Una vez que esas creencias se instalan en nosotros nos es muy difícil salirnos de ellas.

Una de las maneras más importante de lograrlo es con: Educación, estudio y reflexión. Algo que ya nos dijo Descartes con su duda absoluta. Y no vale cualquier tipo de educación, sólo sirve aquella que fomente verdaderamente el pensamiento crítico.

Os dejo un vídeo del cómico americano George Carlin que creo que os ayudará a entender el post: el sueño americano.

Este post no toma su fuente de ¿Pensamiento crítico o pensamiento único? de @Mertxe.

Anuncios

2 comentarios en “El error de Platón o por qué es necesaria la democracia

  1. El post trata de una defensa de la democracia como motor de la disonancia cognitiva: recuerda que en el estado platónico, que realizaba una dura crítica a los sofistas -quienes ponían la nota disonante o discordante en su estado ideal- todo el mundo debía al fina y al cabo pensar como los filósofos..

  2. Vale, todo esto correcto, pero entonces, porque el titulo es este? El error de Platon o porque es necesaria la democracia? Si el post nos viene a decir lo fácilmente influenciables que somos por el pensamiento único, no teniendo mucho sentido entonces una democracia, pues esta seria una falsa democracia, no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s