Saca el apóstol Tomás que llevas dentro

Saca el apóstol Tomás que llevas dentro


Dice la historia que el apóstol Tomás necesitó tocar las llagas de Jesucristo para convencerse de que lo que le anunciaban sus compañeros era verdad: la resurrección del hijo de Dios.

Lo curioso de todo es, como afirma el fragmento de Lost (una serie que os he recomendado más de una vez por aquí), que a Tomás sólo le recordamos por eso. Como a Sócrates con la cicuta.

Pero el apóstol Tomás, como muchos otros grandes filósofos, se dejó convencer por la verdad. Pero sólo cuando tuvo certeza de ella. Hay algunos que son más incrédulos que otros. Muchos de nosotros, ante lo que no somos capaces de explicar, salimos huyendo. O abandonamos.

El apóstol incrédulo siguió luchando por esa verdad y tal vez fue el primero, sin proponérselo, que fundó el método científico: sólo admitir como verdadero lo que pudiese ser confirmado por la experiencia.

Seas o no incrédulo, vale la pena seguir dudando para alcanzar la verdad.

Anuncios

4 comentarios en “Saca el apóstol Tomás que llevas dentro

  1. Pero el apóstol Tomás, como muchos otros grandes filósofos, se dejó convencer por la verdad. Pero sólo cuando tuvo certeza de ella. Hay algunos que son más incrédulos que otros. Muchos de nosotros, ante lo que no somos capaces de explicar, salimos huyendo. O abandonamos.

  2. Es en relación con las ciencias que algunas personas dudan de la fiabilidad de los escritos de Santo Tomás, y los escépticos están pensando en las ciencias físicas y experimentales, en la metafísica de los escolásticos se admiten a ser maestros. León XIII llama la atención sobre las siguientes verdades: (a) Los escolásticos no se oponían a la investigación. Manteniendo como principio de la antropología “que la inteligencia humana es sólo llevó al conocimiento de las cosas sin cuerpo y la materia de las cosas sensibles, bien entendido que nada es de mayor utilidad para el filósofo que con diligencia para buscar en los misterios de la naturaleza, y ser serio y constante en el estudio de las cosas físicas “(ibid., p. 55). Este principio se redujo a la práctica: Santo Tomás, San Alberto Magno, Roger Bacon, y otros “dio gran atención al conocimiento de las cosas naturales” (ibid., p. 56). (B) La investigación por sí sola no es suficiente para la verdadera ciencia. “Cuando los hechos se han establecido, es necesario subir y aplicarnos al estudio de la naturaleza de las cosas corpóreas, para investigar las leyes que los rigen y los principios de donde proceden su orden y unidad en la variedad y la atracción mutua en la diversidad surgen” ( p. 55).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s