Los youtubers, los tutores del siglo XXI

Los youtubers, los tutores del siglo XXI

Kant criticó con dureza en su opúsculo ¿Qué es la Ilustración? la figura de los tutores. Sinceramente nunca entendí muy bien a qué se refería hasta descubrir a los famosísimos youtubers.

¿Quiénes son? Unos jóvenes sin formación académica específica (o alguna) que emplean la plataforma Youtube para decir multitud de tonterías y, con asombro de muchos, conseguir que millones de jóvenes estén pendientes de las gilopolleces que dicen.

Los youtubers se han convertido en los nuevos tutores que la Ilustración, y Kant, criticaron duramente por ser figuras que dirigen y configurar el pensamiento de muchos. O, tal vez sería más correcto, por vaciarlo. Cada vez es más difícil pensar por uno mismo.

El anillo de Giges o por qué hacer el bien pudiendo hacer el mal

El anillo de Giges o por qué hacer el bien pudiendo hacer el mal

Anillo de Giges

Cuenta Platón en su obra la República la historia de Giges: un pastor que tras una tormenta y un terremoto encontró, en el fondo de un abismo, un caballo de bronce con un cuerpo sin vida en su interior. Este cuerpo tenía un anillo de oro y el pastor decidió quedarse con él. Lo que no sabía Giges es que era un anillo mágico, que cuando le daba la vuelta, le volvía invisible. En cuanto hubo comprobado estas propiedades del anillo, Giges lo usó para seducir a la reina y, con ayuda de ella, matar al rey, para apoderarse de su reino.

Ahora bien, ¿por qué en cuanto Giges tuvo la oportunidad de hacer el mal lo hizo y no siguió haciendo el bien? Ante esta pregunta misteriosa, Platón consideró que realmente Giges desconocía qué era el bien, no estaba plenamente convencido de que el bien es lo mejor para él.

¿Por qué si sé que algo es bueno para mí (tomar la medicación para sanarme, no poner la mano en el fuego, no saltar de un quinto…), dejaré de hacerlo porque se me plantee la opción opuesta?

El contractualismo o el origen de la conformidad

El contractualismo o el origen de la conformidad

El filósofo griego Aristóteles consideró ya hace mucho tiempo que el ser humano siempre ha vivido entre iguales, en sociedad. Esto lo formuló en la magnífica frase que ha pasado a a la historia: el ser humano es una animal social.

Un vistazo a nuestro alrededor nos muestra la certeza de la convicción aristotélica. Pero no siempre ha sido así: con la corriente filosófica del Empirismo surgió una serie destacada de filósofos que pensaron lo contrario. Para Thomas Hobbes, John Locke y David Hume el ser humano no siempre fue social, sino que en algún momento de la historia de la humanidad el ser humano decidió vivir en sociedad.

Esta reflexión fue posible a partir de la noción de poder considerado como la libre elección de los hombres y no procedente de la voluntad de algún dios caprichoso que jugaba al azar con el destino de los hombres.

Que vivamos en sociedad tiene muchísimas ventajas, pero también algunos inconvenientes. Vivir en sociedad es adaptarse a lo que dicen los demás, a vivir conforme a los demás, pero sin los otross no somos nadie, ¿no?

¿Estáis de acuerdo con Aristóteles o con los empiristas ingleses?

¿No es cierta la idea del profesor John Keating de los peligross de la sociedad?

¿Existe Dios? El dilema de Platón y la demostración de Dios

¿Existe Dios? El dilema de Platón y la demostración de Dios

 Muy a pesar de todo los alumnos de Filosofía y de su gran discípulo Aristóteles, Platón ha sido uno de los filósofo más importantes de toda la Antigüedad, cuya influencia se puede notar aún hoy.

Platón, que como sabemos se llamaba realmente Aristocles y que “Platón” era sólo un apodo debido a sus “enormes espaldas”, dejó en su teoría de la ideas bastante claro que la idea de Mal no existía, que no había idea alguna en el mundo de la Ideas que se correspondiera con la maldad y la injusticia que existe en el mundo.

Para el filósofo griego, y para gran parte del pensamiento cristiano medieval, el mal, tal y como nosotros lo entendemos, es la ausencia de Bien.

Aún así, ha habido a lo largo de toda la historia de la Filosofía muchos pensadores que han buscado un origen del mal en el mundo, origen que muchos han achacado a Dios. Si como Santo Tomás de Aquino  afirmaba en sus 5 vías de la demostración de la existencia de Dios, Dios era la causa de todos los seres, algo que Aristóteles denominó la causa incautada, ¿por qué no atribuirle también el mal en el mundo?

Muchos filósofos han culpado a Dios de ser éste el causante del mal en el mundo, pues Él, que es omnipotente (esto es, que puede hacerlo todo) y no evita ni erradica el mal que existe en el mundo. Este argumento se conoce como paradoja de Epicuro, pues fue él quien la formuló:

“O Dios quiere evitar el mal y no puede;
O Dios puede y no quiere;
O Dios no quiere y no puede;
O Dios puede y quiere”.

continuación os dejo una respuesta que se le atribuye históricamente al gran físico Albert Einstein.

¿Estáis de acuerdo con Einstein? O ¿por el contrario, pensáis, como consideran ahora algunos filósofos, que Dios no existe y él no es causa de nada?

Y Platón tenía razón: conocer es recordar

Y Platón tenía razón: conocer es recordar

La conocida y controvertida teoría del conocimiento de Platón que se puede resumir en la siguiente frase: “conocer es recordar”. Para el filósofo griego, todo aprendizaje que se realizan en las aulas es innecesario y superfluo. Lo que deberíamos, más bien, es ayudar a recordar a nuestros alumnos lo aprendido con anterioridad, pues Platón pensaba que el hombre se componía de alma y cuerpo, el alma era inmortal y preexistente a la unión con el cuerpo, y que ésta, antes de unirse con su cuerpo mortal, ya lo había aprendido todo.

Por el contrario, el siempre científico Aristóteles rechazó rotundamente la afirmación platónica. Él afirmó que el alma, el hombre, era como una hoja en blanco -lo que los medievales definieron como tabula rasa– donde no había nada escrito y que todo lo debíamos aprender.

Sin embargo, la ciencia nos demuestra lo contrario: nacemos con muchos “conocimientos” previos a los que llama instintos y reflejos. Es más, sabemos incluso matemáticas al nacer.

Aquí os dejo el vídeo de National Geographic donde habla de los conocimientos previos que tienen los bebés al nacer: La ciencia de los bebés.

El referéndum griego o la democracia: cuál es el mejor sistema político

El referéndum griego o la democracia: cuál es el mejor sistema político

Seguramente habréis leído todos ya en los periódicos la noticia sobre el referéndum, propuesto por su primer ministro Andreas Papandreu, que Grecia va a realizar sobre si lleva a cabo o no el paquete de medidas que le exige la Unión Europea para atajar la crisis. Papandreu incluso puede llegar a consultar en ese referéndum si el pueblo heleno decide salir del Euro.

Grecia es conocida por ser la cuna de la democracia y de la filosofía. La democracia es catalogada por muchos como el mejor sistema político, el más participativo y más justo, aunque no hace falta esperar mucho, para, desde su nacimiento, escuchar las primeras críticas contra el régimen democrático. El filósofo griego Platón, y en menor medida su maestro Sócrates, fue un enemigo acérrimo del régimen democrático por equipara a sabios e ignorantes y así, que todo voto tuviera el mismo valor y peso.

Ahora, Papandreu, desoyendo los consejos del sabio Platón, propone un referéndum para que sea el pueblo, la democracia de verdad, la que decida el futuro de su país.

¿Os parece que Papandreu hace lo correcto o, por el contrario, debería hacer como los demás países, donde son los políticos respaldados por los votos de la elecciones, los que toman las decisiones?

¿O no sería mejor la solución la propuesta del discípulo de Platón Aristóteles de que cada nación buscase la forma de gobierno que mejor se adaptase a sus necesidades?