La Escuela de Frankfurt te amuebla la cabeza

La Escuela de Frankfurt te amuebla la cabeza

Los creativos de Ikea son unos genios, lo reconozco. Y que saben de filosofía, no lo dudo.

Ellos, como la Escuela de Frankfurt, te amueblan la cabeza. ¿Cómo? Señalando que la razón instrumental, que es acrítica, no conduce a nada.

Sólo aquellos que están predispuestos a la autocrítica, están preparados para progresar.