Lo que Samsung y Apple tienen que aprender de Horkheimer

Lo que Samsung y Apple tienen que aprender de Horkheimer

Es muy fácil quejarse desde el sofá de tu casa de lo mal que va el mundo. La queja y la crítica son fáciles de realizar. La autocrítica, no.

De eso sabían mucho la Escuela de Frankfurt, especialmente Adorno y Horkheimer. Ellos descubrieron que la teoría tradicional dominaba la filosofía: ver los errores de las teorías de otros y no los tuyos. Por ello propusieron la teoría crítica: la forma de ver el mundo que se cuestiona si estamos contemplando correctamente el mundo.

Que se lo digan a Samsung. Y a Apple.

Anuncios
La Escuela de Frankfurt te amuebla la cabeza

La Escuela de Frankfurt te amuebla la cabeza

Los creativos de Ikea son unos genios, lo reconozco. Y que saben de filosofía, no lo dudo.

Ellos, como la Escuela de Frankfurt, te amueblan la cabeza. ¿Cómo? Señalando que la razón instrumental, que es acrítica, no conduce a nada.

Sólo aquellos que están predispuestos a la autocrítica, están preparados para progresar.