Los filósofos y las preguntas tontas

Los filósofos y las preguntas tontas

Leibniz sostenía que había dos tipos de verdades: las de razón y las de hecho. Las  de razón, regidas por el principio de no contradicción, son la base de las matemáticas, física..

Las verdades de hecho se sustentan en el principio de razón suficiente como la filosofía.

¿En qué consiste el principio de razón suficiente? Pues, como decía Spinoza de la libertad, saber la razón de tu elección. Si no sabes por qué haces las cosas, realmente no haces nada.

Comienza, por ejemplo, con una pregunta tonta: ¿qué quieres realmente?

Anuncios
Lo esencial no es visible a los ojos, Descartes

Lo esencial no es visible a los ojos, Descartes

Sheldon Cooper es un gran cartesiano. Como el filósofo francés, el gran físico de la fantástica serie The Big Bang Theory actúa movido siempre por la confianza ciega en la razón.

Tal es el impulso cartesiano de Cooper que cree hallar un algoritmo para hacer nuevos amigos. Descartes también confianza en que la razón le sacase de las tinieblas de la ignorancia.

Pero desgraciadamente no es así. La razón, poderosísima arma contra la ignorancia, no es la única herramienta de conocimiento que tiene el ser humano.

Sentencias

Sentencias

Antes de afirmar, dudar. Descartes creía necesario que todo ser humano pase por un tiempo de reflexión, al que él llamó duda metódica, para alcanzar una verdad indudable.

Es este tiempo de tantas certezas sin contrastar y sin reflexionar, nos vendría bien volver a Descartes.

Os dejo este divertidísimo sketch de Pantomima Full sobre amigo que todos tenemos, “el sentencias”.

El remedio filosófico contra los seres efímeros

El remedio filosófico contra los seres efímeros

Decía mi respestado Leibniz que el ser humano, como mónada que es, está condenado a no “conectar” más que con un puñado de personas a lo largo de su vida. Y creo que tenía razón en ello.

Leibniz sostenía que para “conectar” con alguien debía ocurrir un suceso extraño que permitiese que dos mónadas independientes se “unan”: algo así como el amor.