Todos somos Emil Sinclair o cuándo Demian dejó de soñar

Todos somos Emil Sinclair o cuándo Demian dejó de soñar

¿Cuándo dejasteis de soñar y os dejasteis engullir por la realidad y su rutina?

Emil Sinclair, que observa atónito como es arrojado a un mundo despiadado donde se siente indefenso y donde todo en lo que creía como verdadero se esfuma, también dejó de soñar.

Curiosamente, todos, que nacemos soñando, se nos olvida en algún momento que también se puede soñar despierto. Para Emil Sinclair, Demian fue quien le despertó de su “sueño dogmático”.

El camino de la luz o Abraxas nos guía

El camino de la luz o Abraxas nos guía

Seguimos con las colaboraciones en el blog dentro de la nueva sección: Ágora.

Este estupendo post ha sido elaborado por el alumno de 2º de Bachillerato que comenta asiduamente en el blog bajo el nombre de Lagardere.

Para aquellos que han leído Demian,  Abraxas es ya un viejo conocido; para los que no, un extraño que, a juzgar por este post, sale en el libro que debemos leer y lo haremos… o no. Pertenezcáis a uno u otro grupo:

Abraxas es el nombre que recibe un dios (de origen gnóstico) venerado en la antigüedad por distintos pueblos. Lo que ha provocado que su imagen inicial (con cabeza de gallo, serpientes en lugar de piernas, armadura en el pecho, con látigo y escudo.) fuera modificada en la Edad Media para convertirse en un ser grotesco, con cabeza de dragón coronada y cuerpo deforme; manteniendo tan solo las serpientes como piernas y el látigo de la figura gnóstica. Este dios, al contrario que los de otras religiones, reunía en un solo ser lo bueno y lo malo, considerándose así ángel y demonio al mismo tiempo.

En la novela de Hermann Hesse, es seguido por varios personajes durante el desarrollo de la misma y es presentado como el destino inexorable; pues, al igual que mantuvo siempre Platón, éste nos guiará a nuestra verdadera función -algo así como nuestra vocación-a través de las experiencias que vayamos adquiriendo a lo largo de nuestra vida, tanto en lo bueno como en lo malo.

Pero ¿qué debemos pues hacer ante la vieja figura de Abraxas? ¿Nos dejamos guiar por Abraxas para encontrar nuestro “cometido” y salir por fin de la caverna? ¿o seguimos en el camino de la luz a pesar de su monotonía?

Las dudas de la prueba de lectura del libro, aquí.

 

La historia de Demian y Emil Sinclair o la filosofía como autodescubrimiento

La historia de Demian y Emil Sinclair o la filosofía como autodescubrimiento

Aunque estemos a las puertas de la Ilustración, casi comenzando a celebrar la caída del Antiguo Régimen, una sombra que poco a poco está creciendo es la de la figura del gran filósofo Friedrich Nietzsche (1844 – 1900).

Si bien la filosofía de Inmanuel Kant (1724 – 1804), supuso un momento de ruptura con todo el pensamiento anterior; Nietzsche no dejará títere con cabeza: especialmente se ocupará de Kant (si bien también tendrán lo suyo Platón, Sócrates y todo el cristianismo).

Como podéis apreciar, la filosofía se va a tornar en un asunto alemán y es otro alemán quien va a arrojar un poco de luz sobre este momento histórico y filosófico tan peliagudo, sobre una dicotomía que marcará la historia del pensamiento: Herman Hesse. Este fantástico escritor, autor de la novela que os estáis leyendo Demian. Historia de la juventud de Emil Sinclair, escribió también otras importantes novelas como Siddartha o El lobo estepario, y será él quien nos ayude a comprender qué está pasando por las cabezas de estos genios.

La novela que nos ocupa, refleja muy bien la situación que nos llevará la Historia de la Filosofía: la encrucijada entre dos pensamiento antagónicos, entre dos formas de ver la vida y la historia: uno que agoniza y otro que surge con la fuerza de un león (metáfora que le encantaría a Nietzsche): Kant y Nietzsche.

La novela narra la historia de auto-descubrimiento de un joven acomodado, llamado Emil Sinclair, que observa atónito como es arrojado a un mundo despiadado donde se siente indefenso y donde todo en lo que creía se esfuma. ¿Os suena de algo?

Qué es la Ilustración o por qué Demian no me deja pensar

Qué es la Ilustración o por qué Demian no me deja pensar

Hermann Hesse escribió una de las grandes novelas de formación de todos los tiempos, Demian. Historia de la juventud de Emil Sinclair.

Esta novelita nos va a ayudar mucho a entender qué es eso de la Ilustración y qué pretendía Kant con la Ilustración. Pues algo muy sencillo: autonomía.

El objetivo de toda la Ilustración es para Kant la búsqueda y consecución de la autonomía perdida por el hombre.  Salir de una minoría de edad impuesta (por los que él llama tutores, que son todas las personas que piensan por nosotros) y  autoimpuesta (por nuestra pereza y cobardía). Autonomía que se alcanzaba con la realización del lema kantiano: “Sapere aude“. Éste era para Kant el objetivo de la Historia, la autonomía del hombre que le permitiera ejercer siempre y con total libertad su Razón.

Así de simple entendía Kant el progreso.

Por eso ahora entedemos mucho más claramente por qué Emil Sinclair debía abandonar a Pistorius, a Frau Eva y, por supuesto, a Demian. Ellos le ayudaron a entender la vida lejos de las normas y prohibiciones absurdas que se nos autoimponen, pero también le enseñaron a que era necesario librarse de ellos mismos, de los tutores. Si Sinclair quería ser realmente un adulto y un ser humano autónomo, debía dejar atrás a sus propios maestros que le acompañaron por el camino.

A continuación os dejo las respuestas del Cuestionario: Qué es la Ilustración

Demian o la sombra de Nietzsche es alargada

Demian o la sombra de Nietzsche es alargada

Aunque estemos en plena ebullición ilustrada, casi comenzando a celebrar la caída del Antiguo Régimen, una sombra que poco a poco está creciendo es la de la figura del gran filósofo Friedrich Nietzsche (1844 – 1900).

Si bien la filosofía de Inmanuel Kant (1724 – 1804), supuso un momento de ruptura con todo el pensamiento anterior; Nietzsche no dejará títere con cabeza: especialmente se ocupará de Kant (si bien también tendrán lo suyo Platón, Sócrates y todo el cristianismo).

Como podéis apreciar, la filosofía se va a tornar en un asunto alemán y es otro alemán quien va a arrojar un poco de luz sobre este momento histórico y filosófico tan peliagudo, sobre una dicotomía que marcará la historia del pensamiento: Herman Hesse. Este fantástico escritor, autor de la novela que os estáis leyendo Demian. Historia de la juventud de Emil Sinclair, escribió también otras importantes novelas como Siddartha o El lobo estepario, y será él quien nos ayude a comprender qué está pasando por las cabezas de estos genios.

La novela que nos ocupa, refleja muy bien la situación que nos llevará la Historia de la Filosofía: la encrucijada entre dos pensamiento antagónicos, entre dos formas de ver la vida y la historia: uno que agoniza y otro que surge con la fuerza de un león (metáfora que le encantaría a Nietzsche): Kant y Nietzsche.

La novela narra la historia de auto-descubrimiento de un joven acomodado, llamado Emil Sinclair, que observa atónito como es arrojado a un mundo despiadado donde se siente indefenso y donde todo en lo que creía se esfuma. ¿Os suena de algo?