La filosofía es un viaje que se acaba con la muerte

La filosofía es un viaje que se acaba con la muerte

No, no me he vuelto pesimista o apocalíptico. Sólo deseo revindicar una antigua tradición, que nace entre otros con Platón, y que afirmaba que la filosofía es una terapia, preparación para la muerte.

Sólo aquel que ha vivido una vida intensa y digna (“la vida sin examen no es digna de ser vivida, decía Sócrates), no será sorprendido por la muerte.

Armonía preestablecida o ¿tiene el sufrimiento sentido?

Armonía preestablecida o ¿tiene el sufrimiento sentido?

Resulta raro que los filósofos, habiendo hablado de casi todo en esta vida, hayan reflexionado tan poco sobre el tema universal por antonomasia: el sufrimiento. Uno de ellos que sí lo hizo fue Leibniz.

Este genio de origen germánico pensó que todo tiene una razón (que no es lo mismo que todo esté determinado). Leibniz formuló el famoso principio filosófico conocido como el principio de razón suficiente, el cual afirma que todo tiene un porqué.

Leibniz, que rechazaba las casualidades (aquí me confieso fiel seguidor suyo), pensaba que este mundo, creado por Dios, no es casual y que las cosas que nos ocurren tampoco lo son. Unos son capaces de su causa o razón, otros no. Pues para Leibniz hasta el sufrimiento tiene una razón, un sentido y un final.

El examen filosófico o por qué nunca es demasiado tarde

El examen filosófico o por qué nunca es demasiado tarde

Ya estamos acabando el curso y dejamos atrás el pensamiento de grandes filósofos que nos han acompañado, incordiado y motivado a lo largo de todo este año.

Espero que os sintais orgullosos de lo que sois y de lo que habéis demostrado a lo largo de todo este tiempo. Recordad, nunca es demasiado tarde.

Así que para las dudas de última hora, aquí.