Los youtubers, los tutores del siglo XXI

Los youtubers, los tutores del siglo XXI

Kant criticó con dureza en su opúsculo ¿Qué es la Ilustración? la figura de los tutores. Sinceramente nunca entendí muy bien a qué se refería hasta descubrir a los famosísimos youtubers.

¿Quiénes son? Unos jóvenes sin formación académica específica (o alguna) que emplean la plataforma Youtube para decir multitud de tonterías y, con asombro de muchos, conseguir que millones de jóvenes estén pendientes de las gilopolleces que dicen.

Los youtubers se han convertido en los nuevos tutores que la Ilustración, y Kant, criticaron duramente por ser figuras que dirigen y configurar el pensamiento de muchos. O, tal vez sería más correcto, por vaciarlo. Cada vez es más difícil pensar por uno mismo.

El capitalismo, ese enemigo que nos unió

El capitalismo, ese enemigo que nos unió

Hubo un grupo de filósofos con intereses y preocupaciones dispares que se han agrupado bajo el genérico nombre de Escuela de Frankfurt (y no Fráncfort). Y, ¿qué tenían entonces estos señores (sí, tampoco había mujeres aquí) en común? Pues que todos ellos tenían un enemigo en común. Un enemigo que impide al ser humano realizarse, que le impide alcanzar el objetivo de la Ilustración kantiana: salir de la minoría de edad y convertirse en autónomos.

Sí, otra vez Kant. Pero ahora los enemigos del ser humano no son uno mismo y los tutores: el enemigo del ser humano es ni más ni menos que el Capitalismo. ¿Cómo es posible? La escritora Naomi Klein nos lo explica en su imprescindible libro La doctrina del shock (del cual han hecho un fantástico documental que os recomiendo encarecidamente):

Marx y sus secuaces pensaban que la mejor manera de acabar con el capitalismo era a través de la revolución violenta. Sin embargo, creo que la Escuela de Frankfurt estaría más de acuerdo con la propuesta del siempre genial Charles Chaplin en su obra espléndida obra El gran dictador:

El proyecto de Rousseau o lo que el Estado no puede hacer por ti

El proyecto de Rousseau o lo que el Estado no puede hacer por ti

El suizo Jean-Jacques Rousseau es uno de esos filósofos apasionantes que modificaron de manera profunda la historia del pensamiento. Aunque vuestro libro le dedique apenas tres páginas escasas, el impacto de la obra de Rousseau en autores posteriores es brutal.

En clase hemos presentado a Rousseau como precursor intelectual del famoso Movimiento 15-M -no sé si lo habrán leído- pero ellos, al igual que Rousseau han sido considerados como “parias” y “antisociales”. Recordad que Rousseau tuvo que marcharse de Francia exiliado.

Pero además de estas consideraciones muy negativas, ambas formas de actuar tienen algo en común: el deseo positivo de reformar la sociedad, el pacto social.

Rousseau, que aspiraba a formar una sociedad más justa donde reinara la igualdad y la libertad, estaría muy orgulloso del actor y cineasta Charles Chaplin. Chaplin en 1940 rodó una memorable parodia del tirano de la época, Hitler, titulada El gran dictador.

Os dejo a continuación el discurso final de Chaplin, el cual hace de barbero judío en la película, pero por circunstancias del destino y por su enorme parecido físico con el dictador Astolfo Hynkel -seguro que encontráis el paralelismo- le confunden en su huida de su ciudad natal con el insigne tirano. Acto seguido le piden que dé un discurso a la nación y esta es la maravilla que les ofrece:

El cambio hacia una sociedad más justa comienza en uno mismo, ¿no os parece? ¿Llegará algún día a realizarse el proyecto de Rousseau?

¿Qué es la Ilustración? o cómo el Yes We Kant conquistó la Razón

¿Qué es la Ilustración? o cómo el Yes We Kant conquistó la Razón

La Ilustración (del alemán “Aufklärung) fue, entre otras cosas, un movimiento filosófico que pretendió arrojar un poco de luz, mediante la Razón, sobre el Hombre.

Todo movimiento filosófico tiene un “instrumento” de batalla, un enemigo y un fin a perseguir. El instrumento de batalla para los ilustrados, donde destacaron, entre otros, Jean-Jacques RousseauImmanuel Kant, fue la Razón (con mayúscula) y la absoluta confianza depositada en ella, la que disiparía toda la oscuridad anterior (sobre todos los dogmas y prejuicios que impidieron a la Filosofía avanzar, y no hacemos referencia únicamente a los religiosos). Gracias a la Razón confiaban los ilustrados surgiría un nuevo orden donde el hombre, su naturaleza y su capacidad de conocimiento saliesen reforzados.

El filósofo que mejor encarnó este emblema ilustrado fue Immanuel Kant con su conocidísimo “sapere aude”: “Atrévete a saber” o “atrévete a pensar” (aunque quien acuñó la famosa frase fue el poeta latino Horacio).

Para ayudaros a salir de la minoría de edad y haceros hombre autónomos os dejo a continuación el enlace del Comentario filosófico sobre el texto de Kant ¿Qué es la Ilustración? (Pincha aquí)

¿La aparición de un nuevo tipo de hombre? ¡Consumistas del mundo, comprad!

¿La aparición de un nuevo tipo de hombre? ¡Consumistas del mundo, comprad!

Como ya hemos explicado, uno de los objetivos fundamentales de la Escuela de Frankfurt es realizar el sueño de la Ilustración, el sueño que tanto desveló a Kant: la emancipación del hombre. Que no es otra cosa que la búsqueda de la felicidad, felicidad entendida como liberación de cualquier tipo de cadenas que impidan al hombre ser él mismo. Una definición muy al gusto de Platón.

Horkheimer, que fue un estudioso de Marx, pero un estudioso crítico de su filosofía, se dio cuenta que no sólo la economía es clave para entender la sociedad que nos llena la cabeza de deseos, sino que la ideología es también fundamental para moldear al hombre, pues permite uniformar sus pensamientos, convicciones, deseos y convencerle de que no hay fines últimos a la manera de Aristóteles, sino que todo (y todos) somos medios para algo más. De que todo vale con estar satisfecho.

La sociedad de hoy, el famoso Estado de bienestar, nos está proporcionando una cantidad insospechada de medios  para que no se queden sin satisfacer ninguno de nuestros deseos… Su único objetivo es que no quede alguno sin realizar.

Pero ¿es éste el hombre soñado por Kant? ¿Consumidores pasivos de una ilimitada oferta de deseos todos ellos altamente aptetecibles y fácilmente realizables?

Os dejo una serie de reflexión en torno a la Psicología económica que dibuja muy bien el tipo de hombres que somos hoy en día:

La segunda parte sigue a continuación:

¿No somos éstos pobres hombres nosotros mismos? ¿No se trata de una descripción de la caverna de Platón?