El capitalismo, ese enemigo que nos unió

El capitalismo, ese enemigo que nos unió

Hubo un grupo de filósofos con intereses y preocupaciones dispares que se han agrupado bajo el genérico nombre de Escuela de Frankfurt (y no Fráncfort). Y, ¿qué tenían entonces estos señores (sí, tampoco había mujeres aquí) en común? Pues que todos ellos tenían un enemigo en común. Un enemigo que impide al ser humano realizarse, que le impide alcanzar el objetivo de la Ilustración kantiana: salir de la minoría de edad y convertirse en autónomos.

Sí, otra vez Kant. Pero ahora los enemigos del ser humano no son uno mismo y los tutores: el enemigo del ser humano es ni más ni menos que el Capitalismo. ¿Cómo es posible? La escritora Naomi Klein nos lo explica en su imprescindible libro La doctrina del shock (del cual han hecho un fantástico documental que os recomiendo encarecidamente):

Marx y sus secuaces pensaban que la mejor manera de acabar con el capitalismo era a través de la revolución violenta. Sin embargo, creo que la Escuela de Frankfurt estaría más de acuerdo con la propuesta del siempre genial Charles Chaplin en su obra espléndida obra El gran dictador: