La filosofía es un viaje que se acaba con la muerte

La filosofía es un viaje que se acaba con la muerte

No, no me he vuelto pesimista o apocalíptico. Sólo deseo revindicar una antigua tradición, que nace entre otros con Platón, y que afirmaba que la filosofía es una terapia, preparación para la muerte.

Sólo aquel que ha vivido una vida intensa y digna (“la vida sin examen no es digna de ser vivida, decía Sócrates), no será sorprendido por la muerte.

Si la cosa funciona y el nihilismo de Nietzsche

Si la cosa funciona y el nihilismo de Nietzsche

Nietzsche nunca leyó a Paulo Coelho y, creo, que nunca le hubiera gustado, pues el filósofo alemán no era amigo de asombrosas casualidades; para él todo es azar y, después, nada: sólo muerte. Y quien no se contentara con eso, incurría en un error.

Con ello Nietzsche inaugura el nihilismo: la única esperanza del ser humano es no tenerla.

Aquí os dejo el álter ego de Nietzsche en el cine: Woody Allen.