Cómo hacer bien un trabajo o por qué Maquiavelo no tenía razón

Cómo hacer bien un trabajo o por qué Maquiavelo no tenía razón

Maquiavelo era un genio, no lo dudes. Pero también los genios se equivocan.

El autor de El Príncipe sostuvo, en contra de lo que Platón y Aristóteles afirmaron, que el gobernante no gobierna con ética, sino el poder sólo es poder. La única preocupación de el príncipe es controlar el poder con astucia y firmeza. Las preocupaciones éticas, para los curas.

Sin embargo, creo que así no se hace bien un trabajo (o así pensaba él).

Hacer bien tu trabajo o la paradoja de Maquiavelo

Hacer bien tu trabajo o la paradoja de Maquiavelo

Maquiavelo, tal vez uno de los filósofos más importantes de la historia, sentenció que los gobernantes, el Príncipe, debían mandar con poder y autoridad (sin llegar a la crueldad). Pero jamás con ética.

El filósofo florentino renegó de la tradición iniciada con Platón y Aristóteles que recomendaban a los gobernantes ser expertos en ética. Para Maquiavelo, la bondad no tiene lugar en la política.

¿Estáis de acuerdo?

El “buen” gobernante o qué le diría Maquiavelo a Rajoy

El “buen” gobernante o qué le diría Maquiavelo a Rajoy

No decir mentiras al pueblo

Ahora está de moda poner de vuelta y media a los políticos. Uno de los primeros pensadores que se dedicaron a reflexionar concienzudamente sobre la labor del político o gobernate fue el italiano Nicolás Maquiavelo .

Para Maquiavelo el gobernante debía ser astuto y firme en su política. De esto se deduce que no siempre debe decir la verdad a los ciudadanos. Y eso es, precisamente, una de las grandes quejas del pueblo: los políticos siempre están mintiendo. Pero, ¿sería posible gobernar diciendo siempre la verdad?

¿Os imagináis a Rajoy diciendo a diestro y niestro que el paro va a seguir subiendo y que lo saldremos de la crisis hasta… quién sabe cuándo?

Entonces, ¿qué hacemos?

Somos muchos… ¿Quién debe mandar?

Somos muchos… ¿Quién debe mandar?

Alegoría de la caverna

Platón no era partidario de la anarquía; tampoco de los estados totalitarios. Consideraba muy importante que, dado que somos muchos, alguien debe dirigir al pueblo hacia algún sitio.

Pero, ¿a quién elegir y en función de qué cualidad? Para Platón estaba claro: que gobiernen y manden los que más saben, los sabios, ellos serán los más aptos y cualificados. Y en esto le damos la razón a Platón: el mejor médico es que más sabe; el mejor futbolista, ingeniero, carpintero, profesor, etc. es el que más experiencia y conocimiento tiene. Lo mismo ocurre, dice Platón, con la política.

Si la solución es tan fácil, ¿por qué no la ponemos en práctica? ¿Qué falla?

Cómo cambiar el mundo o lo que Marx nos diría hoy a nosotros

Cómo cambiar el mundo o lo que Marx nos diría hoy a nosotros

Independiente de si estéis o no de acuerdo con la derecha o la izquierda, lo que a todos los seres humanos nos mueve es el deseo de justicia. Y aparte del cuestionamiento de su teoría política, ése era el fin que Marx perseguía.

Porque si queremos cambiar el mundo, no lo haremos desde la comodidad de nuestros hogares.