El límite del humor según Nietzsche

El límite del humor según Nietzsche

La resistencia, programa de TV de humor irreverente y transgresor, representa muy bien los límites del humor y el límite del conocimiento de Nietzsche.

En su macabro y satírico espacio ¿Muerto o dormido? se plantea el enigma de Nietzsche sobre qué puedo conocer y sobre qué es realmente la verdad.

La verdad, según Nietzsche, es un invento de la mayoría para ocultar que nuestro lenguaje es incapaz de aprehender todo lo que deseamos conocer. Y como la verdad no existe, el filósofo alemán afirma que todo es cuestión de perspectiva.

Anuncios
Los filósofos y las preguntas tontas

Los filósofos y las preguntas tontas

Leibniz sostenía que había dos tipos de verdades: las de razón y las de hecho. Las  de razón, regidas por el principio de no contradicción, son la base de las matemáticas, física..

Las verdades de hecho se sustentan en el principio de razón suficiente como la filosofía.

¿En qué consiste el principio de razón suficiente? Pues, como decía Spinoza de la libertad, saber la razón de tu elección. Si no sabes por qué haces las cosas, realmente no haces nada.

Comienza, por ejemplo, con una pregunta tonta: ¿qué quieres realmente?

El cuento que explica qué es la verdad para Nietzsche

El cuento que explica qué es la verdad para Nietzsche

En primer lugar decir que la verdad para Nietzsche no existe. Tampoco la mentira. Verdad es lo que yo quiero elegir; la verdad es lo que conviene a los superhombres.

El pensador alemán defendía el perspectivismo: es verdad lo que me interesa, como en el caso de los protagonistas de este cuento de Navidad.

Nietzsche y los programas del corazón

Nietzsche y los programas del corazón

Nietzsche y el defensor del positivismo, Comte, no se llevaban nada bien; el filósofo francés Comte defendió con el positivismo la ciencia y la verdad científica.

Nuestro querido filósofo alemán consideraban que todo no era más que inventos y habladurías; para Nietzsche, la única verdad es que existen muchas verdades igualmente válidas. A esto lo llamó perspectivismo.

¿Por qué? Porque nada es lo que parece, todo depende (creía Nietzsche) de lo que uno piense y vea. Como lo refleja estos anuncios:

Porque, quisiese o no, Nietzsche es el fundador de los programas del corazón: donde todo vale para hablar de lo que no vale.

Kant, el asesinato y el imperativo categórico

Kant, el asesinato y el imperativo categórico

Trágicamente esta noticia es conocida por todos. Pero imaginad un marco distinto: que sólo los padres tuvieran conocimiento de que lo cometido por sus hijos. ¿Qué hacer?

Kant lo tenía claro: decir siempre la verdad, aunque las consecuencias de tal acción te sean negativas. Para Kant, el deber de los padres es decir siempre la verdad. Y el deber de los hijos, en este caso, asumir su castigo.

Pero, ¿es posible vivir en este mundo diciendo siempre la verdad? ¿Tan bien nos hemos habituado a mentir?