El cuento que explica qué es la verdad para Nietzsche

El cuento que explica qué es la verdad para Nietzsche

En primer lugar decir que la verdad para Nietzsche no existe. Tampoco la mentira. Verdad es lo que yo quiero elegir; la verdad es lo que conviene a los superhombres.

El pensador alemán defendía el perspectivismo: es verdad lo que me interesa, como en el caso de los protagonistas de este cuento de Navidad.

Anuncios
Nietzsche y los programas del corazón

Nietzsche y los programas del corazón

Nietzsche y el defensor del positivismo, Comte, no se llevaban nada bien; el filósofo francés Comte defendió con el positivismo la ciencia y la verdad científica.

Nuestro querido filósofo alemán consideraban que todo no era más que inventos y habladurías; para Nietzsche, la única verdad es que existen muchas verdades igualmente válidas. A esto lo llamó perspectivismo.

¿Por qué? Porque nada es lo que parece, todo depende (creía Nietzsche) de lo que uno piense y vea. Como lo refleja estos anuncios:

Porque, quisiese o no, Nietzsche es el fundador de los programas del corazón: donde todo vale para hablar de lo que no vale.

Kant, el asesinato y el imperativo categórico

Kant, el asesinato y el imperativo categórico

Trágicamente esta noticia es conocida por todos. Pero imaginad un marco distinto: que sólo los padres tuvieran conocimiento de que lo cometido por sus hijos. ¿Qué hacer?

Kant lo tenía claro: decir siempre la verdad, aunque las consecuencias de tal acción te sean negativas. Para Kant, el deber de los padres es decir siempre la verdad. Y el deber de los hijos, en este caso, asumir su castigo.

Pero, ¿es posible vivir en este mundo diciendo siempre la verdad? ¿Tan bien nos hemos habituado a mentir?

El método cartesiano o cómo salir de tu falso imperio

El método cartesiano o cómo salir de tu falso imperio

Las personas tenemos un gran defecto: vivimos no por encima de nuestras posibilidades, sino por encima de nuestras pasividades. Y Descartes también creía esto. Para nuestro gran filósofo, el ser humano erige su vida sobre imperios falsos, sobre verdades a medias y mentiras a tiempo completo.

¿Qué hacer? Descartes propuso que hicíeramos una limpia de todo lo anterior. Descartes invitó a sus discípulos poner en duda los conocimientos anteriores para intentar empezar de nuevo, sin medias tintas.

Crear un imperio nuevo, verdadero.