Un bebé refuta la teoría del conocimiento de Aristóteles

Un bebé refuta la teoría del conocimiento de Aristóteles

Decía el viejo Aristóteles que la mente humana es como un una página en blanco, una tabula rasa. Para el Estagirita, todo lo que sabemos ha sido adquirido por los sentidos, nada de ideas innatas.

Aristóteles siempre le quiso llevar la contraria a Platón, hasta en el más mínimo detalle. Pero llegó un bebé, un recién nacido cualquier y le demostró a Aristóteles que no, que sabemos muchas cosas, pero es que somos olvidadizos. Tal vez sea mejor así.

Tabula rasa o la música del conocimiento

Tabula rasa o la música del conocimiento

Todos sabemos ya que Aristóteles pensó al ser humano como tabula rasa: esto implicaba, en contra de lo que pensabamos su maestro Platón, que todo lo que sabemos lo hemos aprendido de la experiencia. Nacemos sin saber nada. Platón, junto a unos pensadores llamados racionalistas, consideraba que el ser humano nace sabiendo algo.

En contra de lo que pensaba el pobre Platón, la inmensa mayoría de las personas creen que Aristóteles tenía razón: no sabemos nada cuando nacemos; todo lo que sabemos, lo henos aprendido.

Pero, ¿cómo sucede este proceso en nuestra mente? Aún desgraciadamente no lo sabemo a ciencia cierta. Lo que sí sabemos, gracias al magnífico compositor estonio Arvo Pärt, es la música del conocimiento gracias a su obra Tabula rasa (1977).