La fe y el postrero de la Semana Santa

La fe y el postrero de la Semana Santa

Hume fue un filósofo avanzado a su tiempo. Reflexionó profundamente sobre la creencia en Dios y sostuvo que en la mayoría de los casos, los creyentes creen por miedo a lo desconocido o por anhelo a conseguir algo (esperanza).

Pregúntate, diría Hume, por la verdadera razón de tu fe.

Él sostenía que la existencia de Dios es indemostrable, hoy por hoy la ciencia le da la razón.

Así que los creyentes -da igual que sean cristianos o musulmanes, o cualquier otra religión- tienen que justificar su fe. ¿Por qué crees? O mejor, ¿por qué la gente siente emoción ante un paso de Semana Santa?

Anuncios
Ver es saber

Ver es saber

El empirismo es una corriente filosófica de eslóganes y su eslogan favorito es “ver es saber“. Para los empiristas, solo existe aquello que puedo experimentar, ver con los ojos.

Pero, desgraciadamente, cada vez observamos menos. Aunque tengamos la visión intacta, nuestra forma de observar y comprender la realidad ha disminuido. Las apariencias son engañosas.

El valor de los recuerdos

El valor de los recuerdos

El empirismo es la corriente filosófica que ha defendido la importancia de los recuerdos. Para el emprimo, sin recuerdos no somos nada. Los recuerdos son el alma de las personas.

Gracias a los recuerdos nos constituimos como personas, pues las decisiones que tomamos, se basan en nuestros recuerdos.

El recuerdo surge de la experiencia y la experiencia es la única fuente de conocimiento para el empirismo.

Las arrugas de la memoria

Las arrugas de la memoria

Hume hizo una revisión de la Historia de la Filosofía, esto es, revisó los cimientos de todo lo que creemos. Y, por supuesto, criticó nuestra idea de identidad.

Los filósofos han creído que lo que somos (nuestra identidad) viene determinado por el alma o el yo, esto es, una especie de entidad innata con la que nacemos. Para Hume, esto era falso, pues el filósofo empirista rechazó la idea de ideas innatas.

La identidad es la memoria y sin memoria, no sabemos quiénes somos. Fijaos, por ejemplo, esta entrañable y dura escena de la película Arrugas.

El resultado de mi memoria o el origen del empirismo

El resultado de mi memoria o el origen del empirismo

El empirismo es la corriente filosófica nacida en el Reino Unido que afirma que el conocimiento nace de la experiencia; en oposición al racionalismo, no cree en la existencia de ideas innatas, esto es, el ser humano nace sin saber nada.

Como veremos con David Hume, un gran pensador empirista, el empirismo reduce el ser humano a su memoria: soy lo que he vivido, experimentado y, lo más importante, lo que recuerdo que soy.

La memoria es en algunos aspectos un enigma para los científicos; sin embargo, muchos están de acuerdo en que olvidamos, y queremos olvidar, esos momentos vergonzosos en que pensamos “¡Tierra, trágame!”.